Biblioteca Católica Digital

Doce lecciones de liderazgo del Papa Francisco al mundo empresarial

Leí una publicación que me llamó mucho la atención sobre el Papa Francisco, quien poco a poco está llamando la atención por su forma de liderar una comunidad mundial de millones de personas. Llama la atención no solo de los católicos, sino en general de mucha gente que está dedicada en entender los enfoques de cambio en general.

Jeffrey A Krames, escritor exitoso sobre liderazgo, identificó y escribió el año pasado las características que están haciendo que el Papa Francisco sobre salga en la forma de liderar al mundo católico.

De acuerdo a Krames, el Papa Francisco ejerce su papado mediante la ejemplificación de 12 lecciones de liderazgo, las cuales aplican totalmente a los líderes de empresas y que aplicándolas al día a día, las organizaciones tomarían un rumbo que les apoyaría a tener una permanencia sostenida en el corto y largo plazo.

Con esta visión y lenguaje empresarial, comparto a través de este blog y en forma resumida las lecciones.

Estas lecciones pueden resumirse en las siguientes:

1. Se líder con Humildad.

  • No te sientas superior a tus subordinados y te diferencies, ponte a la misma altura que ellos utilizando los mismos recursos.
  • Cómo líder, debes servir a tus gente; la ganarás por tus acciones y no por el estatus.
  • Debes ayudar a triunfar a tus colaboradores, no que ellos te ayuden a triunfar, esto último debe ser un consecuencia.
  • Evita el emitir juicios que perjudiquen a colaboradores, solo los pone a la defensiva y no apoyarán con la misma fuerza.
  • Respetar a las personas, es la base de la confianza y comunicación.

2. Conozca bien a sus Clientes.

  • Estar cerca de los clientes facilitará tomar las acciones necesarias para ser exitoso, pase tiempo en el frente de batalla.
  • Entender a los clientes permitirá alinear a toda la organización hacia el mismo rumbo, satisfacer a los clientes.
  • Saber cómo todos niveles de la organización colaboran entre sí para cumplir con los clientes, permitirá comprender mejor las situaciones del día con día y tomar mejores decisiones.

3. Juzgar a nuestros colaboradores NO ayuda a ser mejor líder.

  • La evaluación SÍ es válida, pero debe realizarse con hechos claros y precisos.
  • Respetar a nuestros colaboradores, sus ideologías, costumbres e inclinaciones; la DIVERSIDAD está ya en nuestro mundo.
  • Escuchar a los colaboradores y dar respuestas claras, fortalece el liderazgo. El diálogo productivo requiere respeto mutuo.

4. No cambie, Reinvente. Aproveche el potencial de la reinvención personal y organizativa.

  • Cambie del mejoramiento continuo a la innovación continua.
  • Analiza tus paradigmas y rómpelos.
  • Revisa tus prácticas comerciales y operativas, siempre hay dónde mejorar.

5. Convierta a la inclusión en su prioridad máxima.

  • El resultado de su liderazgo es consecuencia de su equipo, no solo del líder; compromete a tu gente a que participen.
  • Promueva que su equipo lo confronte, no tenga integrantes que sean “Yes Man”.
  • Escoja consejeros confiables que puedan ayudarlo a tomar buenas decisiones y que no teman hablar con usted cuando piensen que está equivocado.
  • Forme equipos de trabajo que lo ayuden en los Procesos Clave del Negocio.

6. Evite la insularidad; inseguridad y vulnerabilidad.

  • Evite la procrastinación (hábito de retrasar actividades o situaciones que deben atenderse, sustituyéndolas por otras situaciones más irrelevantes o agradables).
  • Pida ayuda externa para identificar sus oportunidades y resolverlas.

7. Elija el pragmatismo; sea práctico y proactivo.

  • Reconozca la realidad y haga los ajustes rápidos.
  • Aferrarse a una ideología o a una serie de procedimientos mientras se niega la realidad del cambio, sólo frena a la organización.
  • El desempeño anterior no es garantía del éxito futuro, siempre hay oportunidad de innovar.

8. Cuide la toma de decisiones clave, actuar impetuosamente es perjudicial.

  • Las decisiones sobre los empleados son siempre la prioridad máxima para un líder.
  • Comprenda las relaciones de poder en su organización para poder resolver conflictos.

9. Delegue y confíe en su gente. No controle todos los detalles.

  • Como líder, no puede tomar todas las decisiones importantes. Debe conferir a sus subordinados la autoridad para lidiar con cuestiones serias.
  • Haga que sus empleados pasen tiempo en “el campo de batalla” con los clientes.
  • Promueva una cultura de acción con un sentido de urgencia.

10. Informarse día a día de los resultados clave de sus subordinados y equipos de trabajo.

  • Apóyese en la Tecnología de la Información y Comunicaciones.
  • Tenga reuniones y/o juntas eficaces; le permitirá conocer mejor el nivel de acción de su personal y equipos.
  • Planee las acciones de su día. Deje tiempos libres para tener la puerta abierta a su organización.

11. Enfrente la adversidad sin rodeos. Lidie con ella de manera rápida y con una actitud decidida.

  • Transforme los reveses en oportunidades de crecimiento.
  • Los líderes no pueden perder el tiempo cuando se enfrentan a una crisis. deben ser rápidos y estar atentos. Retrasar la toma de medidas levanta sospechas y fomenta críticas.
  • Nunca dude cuando se enfrente con una decisión o circunstancias difíciles. Escuche a sus asesores, confíe en sus instintos y tome medidas.

12. Contacto con sus clientes actuales y potenciales.

  • Invite a sus clientes más importantes para hablar sobre sus preocupaciones más apremiantes. Ese es un paso importante para observar a su organización desde afuera.
  • Eleve su perfil más allá de su mercado inmediato. Conozca qué piensan sobre la organización quienes no son clientes.

Como se puede notar, estas DOCE enseñanzas del Papa Francisco son clave para cualquier líder que quiera desempeñar mejor su trabajo y es muy difícil decir cuál de estas es la más importante.
Tratando de resumir las características importantes que yo considero clave para que un LÍDER haga mejor su función, diría que la Humildad, el Respeto y la Inclusión,enfocadas hacia los Clientes y los Empleados de un negocio, institución y familia, pueden hacer que un líder haga mejor su labor.

Basado en un artículo de Jeffrey A. Krames publicado en booksummary – getabstract.

Etiquetas: Papa Francisco, management, liderazgo católico, empresario católico